Sobre mí

De adolescente, hice un viaje a Túnez, donde vi algo que me cautivó totalmente: mujeres que bailaban danzas árabes, habitando su cuerpo por completo y, sin dudas, disfrutando de los movimientos fascinantes y alegres que hacían. Yo había estudiado danza desde los cuatro años y no sabía bien por qué en ese momento, pero lo que vi me atrapó.

Sobre todo, sabía que yo también quería sentirme así: cómoda con mi propio cuerpo, conectada amorosamente conmigo misma, en un movimiento feliz.

IMG_8788_shrunk
4June21_parque_Shrunk

De inmediato empecé a bailar danzas árabes y, para los 25 años, me había vuelto profesional y hacía giras por Europa y el Medio Oriente.

Durante un tiempo sabático en el que fui a seguir investigando las danzas árabes a Buenos Aires, Argentina, descubrí otra dimensión de la profundidad en el baile: el tango. Me fascinó la posibilidad de comunicarse con otra persona sin palabras y de forma improvisada. También me encantó lo que los bailarines de tango hacían con las piernas: debían fluir completamente libres, pero también conectarse con el piso.

Decidí quedarme para explorar las profundidades del tango y, unos años después, estaba dando clases de forma profesional en la mundialmente reconocida escuela DNI Tango.

Mientras más seguía enseñando, investigando y buscando, más me convencía de que el cuerpo es un instrumento precioso que, cuando se lo cuida, puede tocar notas más y más bellas. Quería llevar mi conocimiento un paso más allá, y empecé a practicar yoga para tratar de encontrar el vínculo entre todo lo que había vivido antes.

Y así llegué al presente, en el que día a día voy descubriendo las conexiones que hay entre estas dos grandes disciplinas. Y, especialmente, cómo permiten sentirse bien, pleno, fuerte y en armonía en la vida diaria. Ya lo vas a ver, ¡es algo profundo! Me encantaría empezar a guiarte y ver lo que podemos encontrar juntos.

“There is a universal language in which all people everywhere can express themselves and understand one another. It is the language of movement…(t)he art of body movement is dance. It is the primary art because everything we do involves movement.”  – Barbara Mettler

"I am a witness of the amount of bodies - minds - spirits (including myself!) that Lya has touched with incredible love and subtlety in the activities she proposes...If you are dance-oriented, from her solid background in dance and yoga she will offer you a wide range of tools to help you move organically and healthily. What is more, she'll make apparently complex mechanisms very simple to understand!"
Dulce L.
Professional Tango Teacher, Buenos Aires, Argentina
"Studying with Lya allows you to enter a world of self-knowledge and well-being. Her classes combine great technical depth with a unique perception so that, through your strengths, you can consciously improve your relationship with your body."
Rocio L.
Professional Tango Dancer, Buenos Aires, Argentina
Cart
  • No products in the cart.